VOLVER A INICIO

 

 

La Fresneda de Teruel

C.A.

Además de nuestra vecina la Fresneda pueblo, existen en España un buen número de poblaciones con las que compartimos topónimo. En esta sección iremos conociendo algunas de nuestras tocayas, comenzando el recorrido por la Fresneda de Teruel, donde está ubicada la más antigua de las localidades con nuestra misma denominación. 

 La Fresneda es un municipio turolense perteneciente a la comarca de Matarraña, famosa por sus melocotones, jamones y aceite. La actividad agrícola con el cultivo de olivos y frutales, la ganadera con granjas y los servicios al creciente turismo son las principales ocupaciones de sus casi quinientos habitantes.

Los vecinos de la Fresneda de Teruel pueden presumir de vivir en un sitio que lleva siendo lugar de residencia para fresnedinos ni más ni menos que desde la remota Edad de Bronce, época en la que el hombre conoció las fases de la luna y elaboró los primeros calendarios. Hay tres emplazamientos en el noroeste peninsular de primitivos dispositivos de exploración lunar y uno de ellos es el Observatorio localizado en la Fresneda. Están formados por conjuntos de agujeros excavados en las rocas de forma que colocando estacas en los hoyos adecuados –parecido al golf- pueden distinguirse diversos tipos de alineaciones astronómicas.

El Observatorio Luni-Solar es uno de los atractivos de la Fresneda de Teruel pero desde luego que no el único. La Fraxneda –que era como se llamaba antiguamente el pueblo- es un lugar pintoresco con empinadas calles y bellos arcos como el que da acceso a la Plaza Mayor, el Arco de Xifre del S.XVI. Tiene ayuntamiento propio –5 concejales del PP y 2 del PSOE- ubicado en un edificio inmenso de estilo renacentista del S.XVI, tan singular que ha sido reproducido en el Pueblo Español de Barcelona. Su Iglesia parroquial, Santa María la Mayor, se alza sobre el conjunto urbano y es una hermosa construcción barroca también del S.XVI. En el año 1.157 murió en la Fresneda de Teruel Alfonso VII, rey de Castilla, nacido 52 años antes y casado con Berenguela de Barcelona, hija del conde de Barcelona Ramón Berenguer III.

Vista aérea publicada en www.lafresnedaweb.com

Sin duda los fresnedinos turolenses existen y desde hace un montón de tiempo, pero el XX no parece haber sido precisamente su mejor siglo. Leyendo los datos del INE comprobamos cómo los avatares del pasado redujeron su población desde los 1.796 vecinos contabilizados en el año 1.900 a los 469 censados en 1.991. La emigración, la guerra civil y el éxodo del campo a la ciudad provocado por la industrialización desde los años 60 dejaron a la Fresneda con menos de un tercio de los habitantes con los que arrancó el siglo.

Quedan pocos, pero los que quedan son muy activos. No sólo tocan a casi un concejal por cada 50 habitantes, sino que manejan un presupuesto anual municipal de más de 600.000 euros. Tienen varias asociaciones: La de mujeres “El Pilar”, la de padres de alumnos de la escuela, la de Jubilados de la Fresneda y la Peña la Carrasca, éstos últimos fiel reflejo del divertido carácter que han heredado de los primeros astrónomos. Y como se puede leer en su page también pueden recibir la señal de TeleFresneda.

La concejalía de festejos debe de ser una de las más activas del consistorio puesto que las celebraciones comienzan con una hoguera en honor a San Antonio el 17 de enero, le sigue la festividad de Santa Águeda el 5 de febrero, en mayo tienen la romería al convento de la Virgen de Gracia y por último la fiesta grande, San Bartolomé, el 23 y 24 de Agosto en la que tiran la casa por la ventana y no se privan de nada: Chorizada, petanca, charanga, baile en la plaza, descenso a saco, misa, toro de fuego, parque infantil, disfraces, frontenis, exposiciones, fiesta acuática, procesión San Bartolomé, jota, aeróbic, bingo, cetrería, bailes de salón, chocolatada, fútbol,...

Y eso que no llegan a quinientos. En sus buenos tiempos, cuando eran miles, debían de tener una fiesta al mes. Seguro que el rey ese, Alfonso VII, vendría de dejar a la Berenguer en Barcelona con los suegros, se paró en la Fresneda porque habría hoguera o romería o algo y claro, falleció víctima de algún exceso, que a los 52 años ya no está uno para muchos saraos *.

Para saber más cosas sobre nuestra tocaya turolense recomendamos visitar la página del Ayuntamiento fresnedino, lafresnedaweb.com –nosotros estuvimos más rápidos y registramos antes lafresneda.com-, site con cientos de fotografías y mucha información sobre tan bello lugar. 

*: Efectivamente: Revisando archivos históricos, comprobamos que la fecha exacta en la que el rey de Castilla Alfonso VII pasó a mejor vida fue el 21-8-1157, justo la víspera de la fiesta grande de la Fresneda.

 

 

La siguiente Fresneda en venir a esta sección será la de Toledo

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

ecoestadistica.com